Si has llegado hasta este blog quizás haya sido por la casualidad de la red, o por que como yo, intentas buscar respuestas a un aspecto a veces tan mal entendido como la calidad

¿Por qué calidad experiencial? Pues por que creo que la calidad como tal ha pasado a mejor vida. Me explico, la calidad hoy en día es algo inherente, algo esperado y que ya no puede ser utilizado como un elemento diferencial (a no ser que se cumpla el dicho de que el tuerto es el rey en el pais de los ciegos).  Por ello cuando vamos a un restaurante o a un hotel, esperamos encontrarnos una buena comida (con lo que ello implica a nivel de sabor, temperatura, etc) o una habitación correcta con una atención hacia mi persona que será como mínimo respetuosa. Todo lo anterior es calidad. Por tanto, ¿por qué las empresas del sector turístico de este país siguen insistiendo en el hecho de querer diferenciarse por un servicio excelente?  ¿A caso no estàn obligados a ofrecernos dicho servicio excelente, ya que es algo intrínseco en la propia definición de servicio?

La calidad como modelo de negocio no existe. Lo que existe es un modelo de gestión que, identificando las principales areas de gestión de un negocio, (sea el que sea, que manía en considerar la hoteleria como algo especial) aplica una serie de herramientas que tienen como finalidad ofrecer al consumidor la mejor experiencia posible.

Llegados a este punto, en pleno siglo XXI esto ya no sirve. Si todavía estamos poniendo en duda si calidad si o calidad no, y cómo debe entenderse en el mundo del turismo, es que seguimos mirándonos al ombligo.

¡¡¡Avancemos!!!

Bienvenida sea la calidad experiencial

Luís Codó